¿Te lo preguntás?

Están los que buscan triunfar profesionalmente.

Los que quieren formar una familia.

Los que quieren dejar un legado, escribir un libro, o plantar un árbol.

Los que hacen una donación de tiempo o dinero a una ONG y los que sólo invierten en ellos mismos.

Los que se animan a ir por más, y los que son llevados por alguna corriente que los domina.

Los que hacen, y los que dicen que hacen.

Los que se preocupan por el otro, y los que se ocupan del otro.

Los felices, y los que buscan ser felices.

Los que necesitan volver a leer esta lista porque no se encontraron.

No hago un juicio de valor sobre ninguno de ellos ni descarto que puede haber variadas combinaciones. Es sólo una lista reducida de posibilidades y sé que hay más.

En lo que quiero hacer foco, y te invito a que pienses es, qué tipo de persona estás siendo hoy, y qué tipo de persona quisieras ser. Puede coincidir, claro.

Y una vez que hayas identificado ese objetivo, que pienses (esta es la parte más importante) ¿Qué Acciones estás haciendo hoy para crear o mantener, ese tipo de persona que querés ser?. ¿Necesitas corregir algo?

Ya lo dijo Aristóteles: «Somos lo que hacemos día a día» y hay un plus muy importante, y es que si hacés lo que querés ser, vas a estar alineado con vos mismo, y por eso seguramente vas a vivir mejor.

Entonces, y hablando de hacer, te dejo una tarea. Hacete con cariño la pregunta ¿Qué estoy haciendo hoy que me acerca a la persona que quiero ser?

Para algunos puede resultar difícil, y para otros quizás ya sea una práctica diaria. En ambos casos, de hacerlo, será una muestra de estar vivos, y aún más, dentro del reino de los seres vivos, estarás en el grupo de los Seres Humanos, que son los únicos que tienen esta posibilidad de pensarse y definir su futuro.

Acordate: Somos lo que hacemos.

Luis Dartiguelongue

Deja un comentario

Tu dirección de correo no se publicará. Required fields are marked *